16 Sep

Y de vez en cuando llega esa campaña…

Campañas, La Agencia, Miscelánea Por

Durante 2015 tuve la suerte de encargarme una de esas campañas que a todos los publicitarios nos gustan: la campaña de la DGT. Y es que claro, no es lo mismo que tu trabajo ayude a aumentar las ventas de pasta de dientes a que ayude (aunque sea remotamente) a salvar vidas. Uno se siente bien con ello y eso motiva tu trabajo;).

Pues hoy me gustaría reflexionar un poco sobre las campañas de tráfico.

Como indica Enrique Castelló Mayo, en su artículo “Las campañas de educción vial de la Dirección General de Tráfico: de la sensibilización a la victimización”: Aunque la DGT viene realizando campañas de concienciación de los usuarios de las vías públicas desde 1960, es a partir de 1992 cuando aparecen las campañas de mayor impacto social, a través de la explotación de la línea comunicativa «realista», «dura» o «dramática», que incluye imágenes explícitas e impactantes de la secuencia previa al accidente, el siniestro y sus secuelas físicas, familiares y sociales. Sin embargo, la insostenible escalada de violencia de cara a mantener su notoriedad aconseja temporadas de «barbecho comunicativo», o experimentación de otras estrategias, como las campañas educativas de 1998 «Vive» y 1999 «Enseña a vivir».

Además, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Sevilla (US), junto con otros expertos de la Universidad de Castilla-La Mancha, relevó en 2013 que el abuso de escenas violentas en los anuncios de las campañas de la Dirección General de Tráfico (DGT) “no salva más vidas”. El estudio indica que los ciudadanos estamos siendo sometidos a niveles innecesarios de crueldad, ya que se ha demostrado que no por tener campañas más violentas los accidentes de tráfico disminuyen, sólo en ciertos segmentos de la audiencia y siempre acompañado por otro tipo de medidas complementarias, esta estrategia alcanza buenos resultados.

Se logra por tanto una mayor reducción del número de muertes y lesiones por accidentes de tráfico, cuando el nivel de dureza utilizado en los mensajes se incrementa después de un periodo de varios años de publicidad más blanda, evitando así que la audiencia se inmunice ante el uso excesivo de una línea dura.

Entiendo que es necesario la realización de campañas impactantes dado el aumento del número de muertos que estamos viviendo este año, pero para ello no son necesario campañas “gores” sino campañas inteligentes, impactantes y que hagan reflexionar. En este sentido, creo que las campañas de divulgación de la seguridad no deben regresar todavía a la línea dura/sangrienta, sino que deberían combinar el realismo con la reflexión basada en una comunicación inteligente. Al igual que muchos de mis compañeros, soy más partidaria de comunicación dura, pero desde un punto de vista emocional, una comunicación inteligente para espectadores inteligentes que apele a su sentido común.

Y para finalizar mi reflexión me gustaría compartir con todos vosotros un ejemplo de una gran campaña de China que no necesita mostrar el accidente para ponernos los pelos de punta.

As is demonstrated in the domyhomework.guru video below, the process of mapping data from sheets to google maps is simple and easy.

Irene Herrero

There is no information available yet.


Creativos Barbudos Vs… 14 septiembre, 2015 Patrocina un Deportis… 5 octubre, 2015